28 ene. 2012

YO TAMBIÉN PECO

Hoy y totalmente de casualidad, me he dado cuenta de que yo, como el resto de la población humana, soy egoísta. Me pregunto qué estatutos regulan el prodigio del egoísmo, y me pregunto si su origen es tan primigenio como el del hombre. Me pregunto y me río (pero mi risa sabe a bilis negra)
no lo oculto con discursos subalternos.
y escucho: "No corras si te llamo de repente, no te vayas si te grito piérdete"







3 comentarios:

  1. Espero que no me grites; piérdete! ni que me llames de repente, y corra. Y no quiero que tu risa sepa a bilis negra. Quiero que sepa a jazmin en un atardecer primaveral..

    Ni que
    seas
    egoista

    ResponderEliminar
  2. anónimo deshanónimizate con h intercalada

    ResponderEliminar