20 ago. 2012

JUST LIKE HONEY

Es tan adorable introducirme
en su lecho, y que mi mano viajera
descanse, entre sus piernas, descuidada,
y al desenvainar la columna tersa su cimera encarnada y jugosa
tendrá el sabor de las fresas, picante
presenciar la inesperada expresión
de su anatomía que no sabe usar,
mostrarle el sonrosado engarce
al indeciso dedo, mientras en pérfidas
y precisas dosis se le administra audacia.
Es adorable pervertir
a un muchacho, extraerle del vientre
virginal esa rugiente ternura
tan parecida al estertor final
de un agonizante, que es imposible
no irlo matando mientras eyacula.

16 ago. 2012

QUÍTAME EL SENTIDO, DAME LA RAZÓN

Cuando te vas a la ducha, yo doy mil volteretas y me escurro por la amplia superficie térmica de nuestras sábanas. Sobre la quinta cabriola, reconozco un olor y pienso que es el tuyo. Durante unos segundos aspiro una y otra vez, a sorbitos rápidos, como para llenar mis pulmones y nunca más poder realizar mi respiración sin ese ansiado elemento.
Días después, cuando solo yo estoy en la cama y las volteretas se ven interrumpidas por la nada, vuelve a mi  esa fragancia y en somnolencia la busco... Ese olor no es el tuyo, es el nuestro, el olor de kilómetros, de paisajes blancos, de espumas, brisas, de flores y sus nombres, relámpagos y lluvia, mucha lluvia
lluvia y monosílabos