7 ene. 2012

IGNOTA



1 comentario:

  1. Había una vez un escorpión que quería cruzar un río y decidió pedirle ayuda a una rana. Prometiéndole no hacerle ningún daño, la rana accede y le permite subirse a sus espaldas. Cuando están en mitad del río, el escorpión pica a la rana. Ésta le pregunta, llena de incredulidad: -"¿Cómo has podido?, ¡ahora moriremos los dos!" A lo que el escorpión responde: -"No he tenido elección, es mi naturaleza".

    ResponderEliminar