21 dic. 2011

GÉRARD FROMANGER





Cuando las sensaciones entran por los ojos no hace falta que las palabras salgan por la boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario